Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 14 de junio de 2008

Viajar en Tren, el calor, y el dolor...


Inicios de abril de 2008

"Y llegó el día menos pensado.. el día en que viajaría en un tren por la India.

Lo que encontré fue una terminal llena de indios, gente durmiendo por todos lados, muchos esperaban el tren y otros simplemente ahí... subimos al tren que tenía compartimentos con 6 camas marineras. El tren iba lleno, con gente tirada por todos lados. Subimos y nos tiramos por ahí. Lo más loco de todo el viaje no fue el tren, ni el quilombo de gente, sino que en un momento subió un travesti y nos amenazó que quería plata.. si no le dabas plata, que Dios te ayudara!!

Es un gran negocio y no te queda otra que GARPAR!

Tras varias horas de viaje llegamos a una ciudad Budista. Yo viajaba con mi amiga alemana, que dicho sea de paso era budista también. Me encontré con un montón de templos budistas, pero aunque tenía la mejor intención de sacar fotos, les recuerdo que el calor era de 47 grados!!

Imposible poder estar al sol, por lo que me eché por ahí.. y dejé pasar el tiempo.

El tema del calor fue una gran complicación durante mi estadía en la India. Con entre 45 y 48 grados diarios, era imposible la vida. Tenía que salir a caminar a las 4 am que era cuando estaba más fresco, pero a las 2 cuadras ya me agitaba.

Esa noche encontramos en un restautante típico, donde no habia un solo turista, a un tipo que nos invitó a su casa que estaba detrás del restaurante. Con gusto acepté y al llegar me encontré como una especie de clínica de masajes, y tratamientos. El gran profesional del lugar era UN CHICO DE 13 AÑOS!!!! Empezamos a hablar y el pibe se ofreció a hacerme masajes, que me venían barbaro porque estaba destruido.

Cuestión: sacó un rastrillo y me empezó a masajear los dedos, y me hizo pelota el dedo!!!

Le pedí que la cortara pero me puso sobre la camilla y empezó en la espalda, con un dolor que me estaba matando!!! Nunca tuve tanto dolor en mi vida!!!

De ahí nos fuimos con el indio que me esperaba con unos tambores y que fumaba la peor yerba, y al lado tenía un caballo...en fin, una noche muy delirante!

No hay comentarios: