Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 30 de enero de 2011



EXPECTATIVAS VS REALIDAD

EXPECTATIVAS

Me llamaron para una entrevista en una empresa que vende productos educativos. Llegue y me encontré con una rubia increíble, y también con una oficina. La mujer que me entrevisto debo decir que era sumamente atractiva, lo cual está comprobado que es lo peor que te puede pasar a la hora de concurrir a una entrevista. Cualquier cosa que te ofrezcan, la respuesta será siempre: SI.

La entrevista duro media hora aproximadamente. Mi trabajo seria como vendedor de productos educativos, software de matemática para ser más precisos. Era un kit de 7 cds con programas de matemáticas e inglés que ayudaban a los chicos a resolver las dudas del colegio. El precio? 5 mil dólares. Debido a mi alta necesidad por encontrar un trabajo más acorde a mis intereses, no tuve más que decir que sí. Soy culpable, 90 por ciento de ese si fue por la mujer que me lo vendió.

Me vestí de traje y me entrenaron por dos semanas. La clave no era el producto sino que la batalla estaba en la venta. Había cien millones de técnicas para venderlos y tuve que aprender de todas ellas. Mi jefa sabía cómo mirarte, que decir, como pararse. Parecía muy fría y conservadora, si tenía que vender un arma que destruya chicos en África lo hubiera hecho sin dudar. Era muy buena en lo que hacía.

La clave de la venta era hacer una presentación de una hora donde se comunica a los padres que la educación Australiana corre peligro y que su hijo necesita de estos productos para que tenga un mejor futuro. El plan? Fácil. Los telemarketers llaman a familias y les cuentan que se realizara una encuesta por sus barrios, si les molestaría ser visitados por un “entrevistador”. La familia acepta y acuerdan una entrevista. Ahí es cuando aparezco, con mi súper computadora, el peor traje y un speech barato. Claro, por la necesidad urgente de un cambio, decidí darle una chance y probar. El plan parecía sencillo, o así me lo habían vendido. Uno en la casa puede pensar: " que pelotudo, porque no se dio cuenta", pero cuando uno actúa por necesidad a veces no puede ver el lado racional a muchas cosas. Luego de charlarlo con amigos y conocidos, me recomendacion fue que pruebe.

Terminado el entrenamiento, llego el día de la verdad. No me sentía preparado en absoluto. Mis intentos por prepararme más y extender los días no dieron muchos resultados. Ellos me pedían que salga al combate cuanto antes, y eso fue exactamente lo que paso.

EL tema se encaro muy profesionalmente, incluso falte a clase y al trabajo. Me estudie todo de memoria lo cual me ayudo bastante con el inglés ya que aprendí otros términos y me permitió ver, de alguna manera, como era trabajar en una oficina en el exterior. El speech tenía chistes guionados que los repetía una y otra vez. La guita era bastante buena, obvio que te prometían hacerte rico. Ya estaba al tanto de este tipo de ventas y la razón por la que acepte fue que me pareció interesante el hecho de que las familias a las que voy a vender ya están enterados del proceso, hay un pre- interés.

EL DIA EN QUE LA REALIDAD VENCIO A LAS EXPECTATIVAS. PARTE 2

REALIDAD

La mejor forma de sacarme la duda fue chocándo con la realidad. Hicimos la reunión inicial y posteriormente me dieron las coordenadas. Unos de los requisitos del trabajo era tener un auto. O sea, no solo ponía mi esfuerzo en lograr ventas sino también combustible. Ellos me daban la dirección de los clientes y yo los tenía que ingresar en mi GPS.

Mi jefa me dice las coordenadas: “Tenes que ir a Liverpool.” Desafortunadamente, es un pueblo que queda a 2 horas desde la ciudad. Salí rápidamente de la oficina y en el apuro apretó uno de los botones del costado y cambio la configuración. Luego de 40 intensos minutos donde casi atropello a todo Sydney, finalmente llego a destino. Me bajo del auto, me arreglo el traje y me paro frente a una pared vacía, donde nadie me iba a atender. “Algo habré hecho mal”. Me fijo la dirección del GPS y me di cuenta de que lo decodifique cuando apreté esos botones. Resultado 1: me llevo al otro lado de la ciudad.

Empecé a saltar como un mono en celo enfurecido por mi error. Ya estaba 20 minutos tarde para mi primera entrevista. Coloque nuevamente los datos y salí nuevamente atropellando todo lo que encontré.

Finalmente llegue a destino, 40 minutos más tarde de lo esperado. Al llegar veo que algo andaba muy mal. No solo que no veía mansiones y palacios por todos lados sino que lo contrario, casas precarias y llena de inmigrantes por todos lados. Había caído en una trampa. El plan de venderles a australianos con dinero había fracasado. Toco la puerta y lo primero que me encuentro es una familia de hindúes con varios chicos. Era imposible que esa familia pueda pagar el costo del programa. Fue ahí cuando entendí todo lo que había pasado. Les dije que gracias por su tiempo y me fui.

Me quede pensando en el auto. Mi jefa me manda un mensaje y me dice que tengo otra entrevista a unos 10 minutos de ahí. Pensé, “Tal vez fue un error, probemos de nuevo”. Cuando llegue, el padre de familia salió a saludarme.

Mi mente esperaba un australiano con un mercedez en la puerta, la mujer con rubíes y las llaves de un yate que asomaba por la ventana y el australiano diciendo “Juan, te estábamos esperando. Ahorrate el discurso, te compro 10 productos”.

Como mi mente no maneja la realidad, me encontré con un Irak que me invito a pasar gentilmente, me presento al padre que no hablaba inglés y a sus hijos.
La idea era reunir a toda la familia. Le pregunte si podía venir la mujer y me dijo “Mi mujer no habla inglés”. Nunca me sentí más frustrado. El proyecto incluía que convenza a familias de bajísimos recursos de que su situación era crítica y por eso deberían comprar mi producto. Me indigne y no quise saber nada. Me dispuse a charlar agradablemente con el iraquí sobre cualquier otro tema y después no hice más que irme. Desaparecí de ese trabajo y nunca más volví. Renuncie automáticamente.

Finalmente se develo el misterio, todo era fruto de un mágico show. Te lo muestran, te gusta. Lo queres comprar, pero después te das cuenta que alguien lo maneja para lograr lo que los dueños quieren.

De esta experiencia saque una gran lección de vida. No importa que tan necesitado estés, nunca hagas algo en contra de tus valores. Y me parece que eso fue lo que hice. Hay juegos que están buenos jugarlos pero siempre y cuando uno elija con quien hacerlo.

sábado, 29 de enero de 2011

SACARSE LA CAMISETA A 11791.391440984378 KM DE DISTANCIA





Seguien las Micro Historias...

Uno de tantos sueños que tenía en esta vida era jugar al futbol en otro país. Hace dos meses comencé a pensar en esto y le fui dando mayor importancia. Jugué al futbol en España y Nueva Zelanda pero nunca pude dedicarle el tiempo necesario para jugar una temporada. Un amigo Gales me introdujo a un club llamado AVALON SOCCER CLUB, el mismo queda ubicado en el pueblo de Avalon Beach, a una hora de Sydney.

Una vez inscripto, la cursada no me permitió ir al entrenamiento y por ende tuve que presentarme directamente el día del partido. Antes de comenzar el encuentro me acerque al técnico, le dije que era argentino y me dijo “te voy a poner en la A”. Hay A y B. Físicamente venia muerto por los laburos que venía haciendo, sumándole que no jugaba en cancha de 11 hace 8 meses maso menos. El ultimo partido fue en Nueva Zelanda contra un equipo de brasileros que acaban de salir de una fiesta de caipirina. En aquella ocacion, Brasil enfrentaba a Argentina. Tal como nos tienen acostumbrados, los brazucas se tomaron mil caipirinas y nos metieron 6. Un par de risas y se volvieron a sus casas. Terrible.

Llego el día del partido. Caí bastante tímido ya que solo conocía a mi amigo Ben, quien ya había hablado bien de mí. Jugamos un partido juntos hace 2 años, el partido más informal del mundo.

Primero se jugó el partido de la B y seguido el de la A. La reserva tiene un nivel físico interesante, debería haber empezado allí ya que físicamente venia muerto. Le explique al técnico mi situación física, una buena manera de abrir el paraguas. La idea era entrar en el segundo tiempo.

El técnico decide ponerme faltando 10 minutos para el cierre del primer tiempo. En el medio del partido me pasan la pelota, toco con un compañero, me la devuelve, le pego y GOL! El arcángel Gabriel bajo del cielo y me regalo un minuto de habilidad. Era el partido sonado, recién había entrado y ya había marcado un gol. Participe de unas tres jugadas y el resto me dedique a correr y hacer lo mejor que pude. El partido termino dejando una buena impresión de mi estilo de juego. La pregunta que me hice fue es: suerte de principiantes o había habilidad para rato??

Pase una buena semana. Venia bastante motivado con el tema del futbol. Los compañeros eran amistosos y el técnico me daba su apoyo lentamente. Se acercó el jueves, viernes y finalmente llegamos al sábado.

La segunda fecha fue irreal. Empezamos 0 a 0. Tuve la suerte de anotar dos goles. Desafortunadamente nos marcan dos golazos ni bien salgo de la cancha. El técnico me pone de nuevo pero con la panza que tengo sumado a que el calor me estaba matando, lo único que pude hacer fue “aparentar” que tenía habilidad. El final del partido llego dejando un contundente 5 a 2. Perdimos y la prensa cayo obre mí. Primera conclusión en el mundo futbolístico: desde la China hasta un partidito en la Base Marambio, el exitismo futbolístico existe en todos lados. En mayor o medida, claro está. Me habia ganado presion en el equipo en tan solo 2 fechas. Las miradas fueron: “ que paso con el argentino??”

Las fechas se fueron dando y las cosas me fueron saliendo de a poco. Son 18 fechas de las cuales si uno queda entre los 4 primeros juega las semifinales en el estadio del pueblo. Ahora estamos a fines de campeonato, queda 1 mes y un poco más. Tengo 8 goles en 9 fecha, no me puedo quejar teniendo en cuenta el poco estado físico que tengo.

Uno de los mejores partidos de mi vida fue contra los punteros. Íbamos 1- 0 abajo en el resultado, con un jugador menos. Uno de los nuestros le dijo al réferi “ Fuck off”. Nos quedamos sin delanteros, teníamos la necesidad imperiosa de ganar si queríamos seguir peleando bien arriba. El partido era muy duro, cansador, cada pelota valía una vida y pesaba una tonelada. Hacía calor, el sol golpeaba constantemente la retina de nuestros ojos. Era difícil jugar con el sol en contra, en Australia es tan poderoso que sentís que te quema de verdad. En una jugada inesperada me pasan la pelota y le pego desde afuera del arco. La verdad que fue un golazo!! Hacía mucho que no me sacaba la camiseta, para felicidad de los que no se alegran al ver mi panza.

Un muy buen amigo argentino trajo su cámara y se dedicó a filmar el partido. Tuve la suerte de hacer uno de los mejores goles que hice a metros de mi amigo! El recuerdo me quedara para la eternidad. El partido termino 1 – 1. Por más que teníamos un jugador menos tuvimos la suerte de empatarlo y seguir arriba en la tabla.

Si tuviera que hacer un análisis del futbol de Australia diría lo siguiente: físicamente están muy bien preparados, corren todos, son flacos, y más allá de la edad todos mantienen un mismo nivel. Yo jugué en la segunda división y por mi humilde experiencia podría decir que técnicamente no son dotados, hay pocos pases, es un juego muy físico y trabado. Los jugadores se quejan más y exageran mucho. Me paso varias veces de que jugadores se enojaban y te amenazan si les sacabas la pelota o los camisetiabas. Te pasa que hay roces sin intención y la gente se los toma como si quisieras matarlos. Mas alla de esas pequeñas diferencias, el ambiente futbolístico es el mismo. Por ejemplo: juego los sabados a las tres de la tarde y a la noche nos vamos con los chicos del club a tomar una cerveza.

De toda esta experiencia saque la siguiente conclusión: a la hora de emigrar a otro país, cultura, es de suma importancia afiliarse a un club social donde uno puede relacionarse con los locales de una manera distinta. Esos vínculos no solo serán gran ayuda en lo social sino que también a la hora de encontrar nuevos trabajos, abrir nuevas puertas.

jueves, 27 de enero de 2011

NUEVAS MICRO HISTORIAS!

7 de julio 2010

Queridos lectores, seguidores, amigos o simplemente gente que anda navegando por el ciberespacio y me encuentra por casualidad

Pasaron casi 4 meses exactos desde que volví a Sydney. Me llevo 4 meses recopilar este mail con todas las anécdotas, detalles y cosas que pasaron desde que llegue. Si bien no pasaron “grandes acontecimientos”, 4 meses en otro país equivalen a más de un ano en el lugar donde uno vive. Si hiciera una película seria corta, pero con cien millones de imágenes. Hay demasiadas imágenes que para mí se hicieron cotidianas y no quiero dejar de compartirlas con ustedes ya que de eso se trata el blog. Más allá de describir lugares, ciudades y culturas, la idea es compartir experiencias del día a día. Situaciones de un “infiltrado” en el mundo de las aventuras que no quiere dejar de compartirlas con todos sus fieles seguidores.

Los dejo con mis MICRO HISTORIAS. Les pido que se olviden del mundo en que viven y se sumerjan en el reino del ocio, la contemplación, las aventuras y los grandes personajes. Mi condición no será esta de por vida, pero mientras estoy acá, déjenme disfrutar como si fueran ustedes. Abrazo grande, agarren un café y bienvenido a las MICRO HISTORIAS en Sydney!!


ARRIESGAR LA VIDA POR UN HUESO
Llegamos a Sydney. Volví de 3 semanas de vacaciones en Buenos Aires. Esta vez, compartí el vuelo con dos buenos amigos de casa. Los tres veníamos súper cargados. Una vez entrados nos toca esperar el equipaje. Cuando estaba por agarrar mi valija, se me acerca el bendito perro policía y sabe Dios porque, se quedó oliéndome 15 segundos por reloj. Se sentó y se quedó mirándome pensando: “me tiran un hueso diario para romperle las pelotas a boludos como vos.” Perro de mierda.

El perro llamo la atención de los agentes de inmigración que no tardaron en caer sobre mí. Tres agentes de migraciones me tocaron la espalda. Uno me pregunto: ¿de dónde venís? “Argentina”, le respondo. “ Ahh mira vos...te DROGAS? Me podría haber dicho: " Que gran país, mire yo lo visite el año pasado y quede sorprendido por la cultura y su gente. Es uno de los mayores centros urbanos del planeta y es un importante núcleo de actividad artística e intelectual”. Una vez que le respondí que NO,me lanzo la frase más brillante de la última década: “ NUNCA???????

Gracias a ese bendito perro, nos desvalijaron completamente. Me revisaron absolutamente todo. No solo me colmaron la paciencia sino que me confiscaron los alfajores havanas!! Le había prometido a mis amigos alfajores y chocolates argentinos. Aparentemente el gobierno argentino no firmo un convenio con Australia y por ende, no se pueden ingresar chocolates y dulces. Me enoje tanto que no me quedo mas que decirle al agente de migraciones mientras revisaba mi ropa interior: “No me gustaría ser vos en este momento”.
En fin, sin chocolates pero lleno de alegria de haber visitado a mi familia, entre nuevamente a mi querida Sydney.

DE PASO POR BUENOS AIRES!!


Abril 2010

Estimados seguidores,

LLegan las esperadas vacaciones. Mi hermana esta a punto de casarse y tengo que volver a visitarla a Buenos Aires. Voy a estar por mis pagos por unas 3 semanas y luego de vuelta a Sydney hasta quien sabe cuando. El ano arranco muy intenso, con mucho trabajo y esfuerzo para pagarme el viaje a Buenos Aires. Las cosas aca van caminando a su ritmo, que a veces no es el ritmo que queremos claro.

Voy a descansar a mi casa, disfrutar mucho de mis amigos, mi familia, mi pais. Me esperan asados, partidos, salidas, casamientos y mas. Espero volver pronto a Sydney y seguir este camino que sin duda se cuando lo empezo pero no cuando terminara. Un saludo grande y nos seguimos contactando en unas semanas. Abrazo!

EL FUTBOL EN EL PACIFICO






6 de Febrero del 2010
Estimados lectores/seguidores/viajeros,

Esta semana tuve el agrado de presenciar un evento que nunca había tenido la oportunidad de asistir. Un evento que representa una mezcla de sensaciones: euforia, pasión y adrenalina. Presenciar una final de football local te permite entender y comparar sociedades. No quería dejar de compartir con ustedes una nota que seguro los dejara pensando y reflexionando acerca del porque nuestra sociedad se comporta como se comporta. Aquí va la final del torneo australiano de soccer, SYDNEY VS MELBOURNE. A relajarse y disfrutar!

EL CONTEXTO
Llegamos a la final del torneo australiano. Los finalistas son los eternos rivales: SYDNEY FC VS MELBOURNE VICTORY. Hablando un poco del Sydney FC, podemos decir que compite en la liga A- premier, habiendo obtenido 2 campeonatos. Su estadio tiene capacidad para 45.500 personas y se lo conoce como el “equipo glamoroso” por la cantidad de jugadores europeos que tiene alistado.

Melbourne Victory es considerado el club más exitoso de la liga australiana habiendo ganado 4 campeonatos. El club fue fundado en el 2003 y su hinchada era de 14,000 personas en ese entonces.

LA PREVIA
Quede en encontrarme con unos amigos en un bar a pocas cuadras de la cancha. Llegue a la una de la tarde y tomamos hasta la 4, el partido era a las 5. La primera curiosidad fue el ticket o entrada. Era lo más parecido a ticketek, con butaca y código de barra.

En Argentina, me imagino que en toda Latinoamérica, con suerte se puede leer el día del partido, o sea, se si largase a llover se borrarían los números y de fondo aparecería una entrada al ITALPARK de los años 80.

LA ENTRADA
Nos quedamos tomando un buen rato. Los hinchas vestían camisetas, bufandas, sombreros. La entrada fue lo más pacífica del mundo. Los simpatizantes de Sydney se mezclaban con los de Melbourne y viceversa. Todos unidos, como una hermandad, aparecían insultos de un lado al otro “no me gusta Sydney” “y a mi menos Melbourne”. La idea de “entrada a un estadio” que rondaba mi cabeza era lo más parecido a una guerra civil. Un muro de Berlín separa a los hinchas. Es imposible cruzarse, mirarse o tocarse.

Recuerdo mi entrada al último River - Boca como guía de 50 turistas. En la puerta nos mataban a escupitajos, había que llevar un paraguas. Entrar a una cancha es como entrar en alcatraz, tenes 100 cacheos y si tenes suerte, no hay ninguna pelea
El “cacheo” en Sydney fue la mejor parte. En la puerta me reviso un viejo que me pregunto: “ Buenas tardes, tuviste un buen día hoy? Parecía un abuelito que cuidaba a sus nietos con oreos y un perro labrador.

En los estadios argentinos, por lo general uno tiene que lidiar con mil personas que te ofrecen entradas de reventa donde uno tiene que adivinar si es falsa o verdadera.
Recuerdo mi entrada al último River - Boca como guía de 50 turistas. En la entrada nos mataban a escupitajos, había que llevar un paraguas. Entrar a una cancha es como entrar en alcatraz, tenes 100 cacheos y si tenes suerte, no hay ninguna pelea.

EL MARCO
Unas 25 mil personas en un estadio de 43500. Las entradas costaban 20 dólares lo cual es un regalo teniendo en cuenta que hablamos del partido más importante de Australia. Nos sentamos en lo que vendría ser la “popular”. Unas mil personas saltando y moviendo las bufandas con una cerveza en la mano. La gente entra pacíficamente y nadie te tiene que acomodar, vos vas, te sentas en el lugar y ya. Cada uno con lo suyo. Podes irte a tu casa, volver y exigir al que se sentó en tu lugar que tu lugar, es tu lugar.
La fans alientan, tararean, la pasan bien. En todo el partido escuche un solo tipo gritar “FUCK OFF MELBOURNE”. Una de mis amigas al escucharlo dijo “ he is sooo meannnnnn”.

Si continuamos comparando el marco futbolístico con mi querida Buenos Aires, recuerdo el caso cuando que lleve a una novia australiana a la cancha de River Plate. Lo primero que escuche antes de empezar el partido fue a un viejo que se levantó y grito al referí de ese entonces: “LAVERNI OJALA QUE TE MUERAS DE CANCER, HIJO DE REMIL PUTA”. Creo que si hago el esfuerzo no me puede salir algo tan despreciable como ese comentario.

La popular en Argentina muestra una realidad diferente. Por empezar el término “butaca” hay que reemplazarlo por “alambre”. Vuelan insultos desde: “te voy a matar a vos y a la policía”. La verdad que la violencia es gigante, lamentablemente no hay un punto de comparación con los países del primer mundo, solo me remito a describir lo que observo.

Otro punto de comparación es el tema de los insultos a los jugadores. Jamás escuche un insulto de agresión a un jugador de SYDNEY. Mucho menos un insulto a un técnico. Si se pierde, se pierde y ya. No son los mejores cuando ganan ni los peores cuando pierden.

En Argentina en cambio, el técnico equivale a un presidente. Está en la mira de todos, en la mira literal. Es el blanco más fácil. Cuando se gana sos el Dios pero cuando se pierde hay que empezar a correr. Lo mismo pasa con los jugadores, el extremado nivel de exitismo con el que nos manejamos es preocupante.

EL FINAL
Sydney gano 2 a 0. El partido fue muy aburrido la verdad, no hubo magia, jugadas colectivas, ni grandes atajadas. Sydney salió campeón sin invasión de cancha. Pisar el pasto o lanzarse sobre la cancha es sinónimo de embargar una casa. La organización es muy estricta con las multas. El partido termino con una pequeña vuelta olímpica y lo simpatizantes se retiraron pacíficamente. PUNTO FINAL.

En Argentina se invade el estadio a 10 minutos de finalizar el partido. Recuerdo el día en que le robaron la MEDALLA a un jugador de River. Te roban los calzones, la camiseta, el pasto. Al salir, hay que esperar 15 minutos para que no se crucen en la esquina y se maten a palos cuan guerra civil. Recuerdo mis días en River allá por el 2004 cuando se fueron todos al hall de River y la policía nos tiro con gasssssssssssssss!!1.

En Sydney las conversaciones pospartido tiene un toque particular: “ como estuvo el partido del otro día?... “fue muy peleado pero se dio un gran encuentro, se ganó bien.”

En Buenos Aires, las charlas de café son un poquito diferentes: “ che, corriste contra Rosario Central o fue contra Vélez?”… “No, contra Vélez nos persiguieron con caballos y contra Rosario nos tuvimos que tirar del puente”

Si bien estas comparaciones solo tratan de mostrar diferencias culturales, no puedo dejar de admitir que me encanta ir a la cancha en mi país. Más allá de todo lo negativo, el marco es inigualable. No por nada los turistas pagan 500 dólares por una entrada. El color, la gente que canta y la pasión no se pueden cambiar, pero si compararlas. Cada persona es un mundo y está en cada uno está la decisión de lo que prefiere y elige. Lo que si está claro, es que el primer mundo es lo que es por la organización y la sociedad civilizada que tienen y de eso tenemos mucho que aprender.

martes, 25 de enero de 2011

UN GRAN IDA Y VUELTA


Amigos lectores:

Hace 2 años comenzamos el blog con mi hermano. La idea fue volcar todas nuestras vivencias y motivar a los potenciales viajeros a lanzarse a lo desconocido sin importar dinero, trabajo u otro tipo de responsabilidades. Para mí, fue una manera de canalizar lo que me pasaba ya que cuando hablaba con mis amigos en Buenos Aires se me hacía difícil expresar a través de palabras los sentimientos que me venían a la mente cuando miraba detenidamente, el Himalaya, por ejemplo.

Esta fue la idea inicial del blog: un blog de amigos. Lo que no esperaba en absoluto fue la repercusión que tuvo. Unos meses después, me encontré con gente de distintas partes del mundo que me escribían para darme aliento, pedir recomendaciones, consejos, o simplemente contarme de sus vidas, sus propias experiencias y sus miedos a lo desconocido.

Es increíble como gracias a la globalización uno puede penetrar en la mente de una persona a 20.000km de distancia, sin tener idea de quién y cómo es esa persona. Solo sabe lo que lee y los sentimientos que esto le genera.

Al darme cuenta de que unas simples líneas pueden ayudar a alguien a cumplir sus metas son motivos más que suficientes para seguir escribiendo, difundiendo y compartiendo todo lo que el mundo nos ofrece. William Shakespeare una vez dijo: “ THE EARTH HAS MUSIC FOR THOSE WHO LISTEN. Lo que humildemente hacemos desde acá, es ayudar a entender esa magnífica canción.

Les dejo alguno de los comentarios que recibí en este último tiempo!! Les agradezco eternamente sus palabras y así como estas líneas pueden ayudarlos e incentivarlos, sus palabras me motivan cada día. Es un círculo de ida y vuelta. Una vez más, gracias.

“lol...jajaja es verdad Juan. Se encuentra todo tipo de gente durante los viajes. Encontré tu página a través de couchsurfing.com. Me da mucho gusto saber que otra persona joven este viajando y disfrutando gente e historias y lugares distintos” Gracias Andrew!

“Uffff... me enteré de tu blog 'tarde' por así decir, porque lo empecé a leer hace un par de semanas. Hermoso lo que escribís, hermoso el mensaje. Yo estoy a punto de embarcarme en algo así, y palabras como estas me dan más coraje!”. Gracias Lau!


"Soy Lucas, un francés… a pesar de q está bastante tarde acá en Francia, no pude pararme de leer tus aventuras. No te conozco, pero gracias amigo, por haber contado todo eso. Me hiciste sonar. No puedo terminar leer todo ahora porque tengo q levantarme temprano mañana para laburar, pero voy a hacerlo. Tengo unas preguntas, y espero q podrás contestarme". Gracias Lucas!

“Realmente me ha parecido muy entretenido tu relato, las descripciones son hermosas.” Gracias Grandes Viajes!

“Es tan inspirador ver que un Argentino de mí mismo lugar de origen lo haya logrado, el sueño de tantos y el mío sin duda. Ojalá tenga la oportunidad de viajar aunque sea un poco, a donde sea en las condiciones que sean, aunque es más una cuestión de voluntad que de disponibilidad. Lo que viviste es único y una de las mejores cosas de tu vida. Mucha suerte”! Muchas gracias por tus palabras Silvina!!

“Lo tuyo es TERRIBLEMENTE envidiable. y tengo que mencionar, que cuando tome coraje suficiente para dejar todo, agarrar una mochilona y partir, quién sería más confiable para pedir consejos, que este tipillo que SÓLO, sin freno alguno ni tan dubitativo, INVIRTIÓ 16 meses en viajes. nótese: invirtió. Lo voy organizando en mi cabeza desde que tengo conciencia, me falta un empujón. Saludos Juan Cruz” Mil Gracias Mss Robinson!

"Friends are the family we choose for ourselves"El primer día que llegué a York a vivir me compré una taza que decía esa frase; cada vez que me tomo un té asiento con la cabeza: es una gran verdad!De casualidad llego a tu blog y llevo ¿horas? leyéndote. Estoy atrapada entre historias, fotos, anécdotas...
Unos vuelven a casa y otras desean hacer la maleta y "huir" durante unos meses para aprender todo lo que está ahí afuera. Un besote desde el Mediterráneo”

Gracias Anna Belén!"

"Juan cruz, leí todas tus notas no te podes imaginar cómo me atraparon, te felicito! por tu viaje. Me gustaría tener el empuje necesario para poder emprender un viaje como el tuyo, me apasiona tomarme unos días y hacerme una escapada a donde sea y mi sueño es viajar tanto como has viajado tu muchas gracias por contar tus historias, te lo vuelvo a repetir me atraparon mucho” Gracias Dari!!."

jueves, 20 de enero de 2011

QUERIENDO ENTRAR A CUBICULANDIA

Noviembre 2009
La vuelta a Sydney. Mis intentos por entrar en el mercado laboral profesional y el comienzo de los estudios

Una vez más, en casa. Me tome 3 semanas de vacaciones antes de empezar con todo. Era un anticipo al desembarco de Normandía. Iba a llegar con todas las energías puestas en conseguir lo siguiente:
A Realizar el diploma en Tourism Managment, lo mejor posible.
B Mudarme a una casa y dejar la vida de “mochilero”
C Encontrar un trabajo más afín con mis intereses y profesión.
Se terminó la era del pelo largo, barba de afgano, botas de Siberia y campera de Nepal. Por primera vez en un largo tiempo tenía la intención de asentarme y desarrollarme en mi quedo Australia.

Lo primero que hice fue comprarme internet móvil. Fue como evolucionar, como si a un mono salido de una cueva le dieran un palo. Un palo para cazar mejor. Segundo acto, traduje y actualice los cvs para comenzar la búsqueda. Claro, me olvide decir que llegar a un país nuevo implica caer en absolutamente todas las trampas que hay por haber, gente que juega con expectativas e ilusiones de gente que busca una mejor calidad de vida. El resultado de mis incursiones en el Mercado australiano, es justamente de lo que se trata la siguiente nota. Disfrútenla!
Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía.

Ok, mis cvs ya estaba listo para salir a la cancha. Obviamente que hice algunos retoques y trate de evitar cosas como “dormí con una oveja por 40 horas” o “me agarro un ataque de pulgas en India”. Claro, eso solo queda para ustedes.
La primera de las entrevistas que fui era para “Marketing y ventas”. Hace mucho tiempo que me había ido de cualquier tipo de vida corporativa, necesitaba darme algunos golpes con la realidad.

Para la siguiente cita, elegí vestirme casual: zapatillas, apenas afeitado, camisa y jeans. Me falto ir desnudo y listo. En la oficina me sentí como en el palacio de Madrid: tacos altos, trajes Armani, muebles futuristas, etc. Juraba que estaba en Futurama, pero sin el gordo que se parece a Homero.

Me hacen llenar un formulario con datos, empleos anteriores, o sea, intentan dar la impresión de que sos una persona valorada y que tu experiencia es súper útil y valorada. El entrevistador me llama por mi nombre y me invita a pasar. El puesto se trataba de instalar paneles solares y mi sueldo sería una “comisión” por venta. Créanme que a esa altura, no tenía ni la menor idea de este tipo de trabajos. En ningún momento les creí, solo opte por escuchar. En el medio de la entrevista, interrumpo para preguntarle “ todo suena muy prometedor, pero de cuánto dinero hablamos? Yo a comisión no trabajo, quiero un sueldo”. El tipo me miro como pensando “ ohhhh tenemos aquí al elegido, como si fuera neo en matrix”. Primero le gusto mi actitud y luego juro que me iba a entrenar y que yo tenía pasta para ese trabajo. Hecho, acordemos una próxima entrevista para el día siguiente ya que la primera instancia había sido “aprobada”. El jefe me miro a lo Clint Eastwood y me dijo “yo te voy a hacer bueno en esto” “te veo mañana”…” ah, y por favor, comprate un traje”.

Salí confundido. No sabía que pensar, o sea, si sabía pero no quería pensarlo. Me habían prometido mucho por muy poco, una fórmula que solo funciona en el mundo publicitario. Yo fui muy punzante y el tipo me hizo a entender que tenía una gran actitud, cosa que no era así. Todo sonaba muy raro, lo único que me quedo por hacer fue arriesgar y ver de qué se trataba.

Me estaba yendo a casa cuando una voz entro por mi cabeza “ah, y comprate un traje”. Traje, medias, casa, laptop, auto, lo que quieras en esta vida es sinónimo de China. Y eso fue lo que hice. Me compre el peor traje por la módica suma de 30 dolares. Fue lo peor que compre en mi vida, parecía los de MEN IN BLACK, pero después de ser arrollado por un conteiner de bosta.

Llego el día de la entrevista. Tuve que tomarme el día en el trabajo temporal que venía haciendo. La jugada ya me había costado como 200 dólares entre traje, viáticos y no ir a trabajar. Aparecí totalmente lookeado, parecía un hombre nuevo, camisa, zapatos, corbata. El anti mochilero. Llegue con la actitud de “ hola, soy juan, alguien se acuerda de mí? soy el que tiene actitud, miren que hoy vine eh? El jefe pasó caminando y lo intente mirar directamente para que me reconozca. En mi cabeza pensaba: “ seguro que llego a la casa y le conto a la mujer: sabes que hay un flaco que la rompió en el laburo??”

Los pensamientos estúpidos seguido del misterio que se había generado, se iban a terminar rápidamente cuando entro a la “segunda” entrevista. Para mi sorpresa era grupal. Nos saludan y nos empiezan a decir que nos vamos a hacer ricos. Si uno era un 1% estúpido se hubiera imaginado en una casa en la playa, una rubia Australiana trayendo la limonada en una calurosa tarde de febrero.
Nos contaron de qué se trataba el laburo y lo resolvieron de esta manera “ bueno, arrancan ya a trabajar, ahora los pasa a buscar una camioneta, vamos a hacer mucho dinero hoy!!”

En la mesa estábamos un chino, un senagali, un australiano y yo. El entrevistador nos dice: “ bueno, antes de arrancar alguno tiene alguna pregunta? Sorpresivamente el australiano se paró y se fue. Yo le dije “si, varias”. “En principio, me habías dicho que esto y lo otro” El me respondió “estas son las condiciones, si no te gustan…” “No, la verdad que no”, respondí. Me pare y me fui. Me hicieron creer que la riqueza y la felicidad estaban en la palma de mi mano.

Fue la primera de las malas experiencias que tuve en Sydney, la pregunta es: será que salí al verdadero mundo? Fui mi primer gran enseñanza en Australia: los embaucadores son como los mosquitos, entan en todos lados.

BUSCANDO A FRODO. MIS 3 SEMANAS EN NUEVA ZELANDA





Noviembre 2009
COMIENDO KIWIS

Uno de mis grandes suenos era recorrer NZ. Habia algo de ese pequeno territorio que me llamaba poderosamente la atencion. Territorio que alberga miles de jovenes argentinos en busca de aventuras y tambien de una "nueva vida" Si de empezar una nueva vida se trataba, que mejor que echarle un vistazo.

Pasaron 2 meses desde mi llegada a Sydney y no me aguante las ganas de " saltar" nuevamente. Decidí visitar a Nueva Zelanda por 3 semanas antes de comenzar mis estudios en turismo.

No, no tuve la suerte de cruzarme con Frodo, no obstante mi viaje por NZ cumplió todas mis expectativas: un suelo dotado de naturaleza y recursos naturales, acompañado de gente agradable y hospitalaria. Se puede decir que tiene de todo un poco: montanas, valles, lagunas, mares, arena, ciudades, pueblos. El paraíso perfecto para aquellos habitantes que residen en el reino del cubículo, territorio que pertenece a cualquier empresa de este bendito planeta.

Siente tuve 2 conceptos fuertes en la cabeza: país chico + naturaleza extrema. Si hubiera un lugar donde me gustaría vivir, tendría que cumplir con esta fórmula.
Ni bien llegue, encontré 2 jóvenes vendiendo artesanías en la calle. Esta es una imagen poco común en países desarrollados. Obviamente que me acerque a comprobar que se trataba de compatriotas. Vendían para ganarse la vida.

Mi recorrido fue la isla Norte y Sur. Arranque 5 días en Auckland, luego tome el bus a Rotorua para finalizar en Wellington. Auckland me pareció una cuidad súper ordenada, pulcra, rodeada de parques y mucha naturaleza. Por lo general, no es el destino preferido de los viajeros y honestamente me pregunto por qué no? Es pequeña, fácil de recorrer y poblada por gente amable dispuesta a ayudar al viajero. Me hospede con una amiga de la facultad que no veía hace anos. Esta visita me permitió ver cómo viven otros argentos en otros países y la verdad que, por más que viven bien, también se vive muy ajustado. Se mejora en calidad de vida, mejor casa, auto y se puede ahorrar unos dólares. Pero tampoco para tirar manteca al techo. El costo a veces es muy caro ya que se trabajan muchas horas en trabajos que poco importan. Vale el esfuerzo? Esa es una respuesta que solo el viajero puede responder.

La ciudad que más me cautivo fue Wellington, la capital.Tiene el concepto de ciudad que busco a la hora de buscar un lugar donde vivir. Una ciudad – pueblo, por decirlo así. Se recorre fácilmente en tram o bus o mejor, caminando. Si bien cuenta con suburbios, el centro económico se encuentra en una sola calle. No tiene contaminación y está rodeada de mar y montaña. Sería el polo artístico de NZ. A la ciudad la rodean bares cafés, exhibiciones, mercados, exposiciones, universidades, bibliotecas, en fin. Auckland podrías decir que es el corazón financiero del país y Wellington, el alternativo. Si esta fuera una relación, Auckland saldría a trabajar y Wellington la esperaría en la casa pintando o simplemente durmiendo. Las playas están muy cerca de la ciudad y los vuelos a los centros de esquí son muy accesibles.

La noche también lo vale, hay una zona “latina” donde se puede encontrar bares cubanos, etc. La contra que tiene la ciudad es el viento. Si salís a la calle en invierno con una sola remera es probable que el viento te lleve directamente a Auckland, claro nos ahorraríamos mucho dinero pero la pregunta seria, estaríamos vivos para disfrutarlo?

Con sus destellos de brillantes, luz, arte, naturaleza y buena energía, esta ciudad se metió en unos de mis top 5. Altamente la recomiendo.
El tercero de los puntos que recomiendo es la ciudad de Queenstown. Yo la llamo la capital mundial del ING. Tiene todo lo que un aventurero espera, desde uno de los más altos y peligrosos bungee jumpings del mundo (si tenes problemas económicos, queres impresionar a tu novia/suegro, o simplemente estás loco, te podes tirar desde 43 metros de altura) hasta el mágico escenario de la película “el señor de los anillos”. Definitivamente esta es la ciudad para gastarse hasta el último de los centavos, y cuando ya no tienen más dinero, venden las medias y calzoncillos para dar el último salto. Si no me creen, aquí adjunto una lista de actividades recreativas que la ciudad ofrece:
http://www.queenstown-nz.co.nz/information/thingstodo/

Los personajes en este sitio son bastantes curiosos. Llegan con sus mochilas y cara de inocentes y se van como demonios. Me hacía acordar a la película de Batman. Viene Bruce Wayne, Batman se va. Primero se hospedan en hosteles de la cadena “X Base”, sitios donde lo único que se hace es tomar, tomar, vomitar…y tomar un poco más. Se arman grupos de 30 jóvenes y salen todos juntos a la disco. Luego se aventuran en lo que pueden: bungee, rafting, skating y todo lo que termina con ING
Me di el lujo de hacer 1 día de snowboard en un centro de esquí llamado “ remarkables”. El precio ronda los 100 dólares el día.

Se fueron mis 3 semanas en NZ. Me llevo miles de imágenes de un país que lo tiene todo, mas alla de la naturaleza que invita al viejero a perderse en lo bosques del ocio y la reflexion, NZ me permitio compartir semanas con amigos argentinos que no veía hace mucho tiempo, amigos que me bancaron y me ayudaron a entender mas de mi vida en Australia y también en Argentina. Amigos que me hicieron sentir como en casa. Es paradójico como alguien puede hacer desaparecer a esos 20 000 km que te separan de tu país.

miércoles, 19 de enero de 2011

PAPA POR SIEMPRE

Acá les tengo una divertida. Resulta que uno de mis jefes de llama Richard. Más que un jefe es un gran amigo. Conozco a su mujer e hijos y siempre hacemos asados, vamos a ver partidos de rugby, jugar golf, reuniones familiares, etc. El y su familia son excelentes personas y siempre me adoptaron como un hermano, por decirlo así. Cuando uno viaja, especialmente cuando se está a 20.000km de su hogar, es fundamental tener un amigo o persona cercana que sea local. Es vital, nunca se sabe cuándo alguien puede necesitar una ayuda realmente necesaria.

Resulta que estaba trabajando con él y de golpe me dice “Juan, tengo que salir, toma este Handy por si la nenita empieza a llorar (es una bebe de 2 años de edad), despertarla y tenela por un tiempo”. Obviamente acepte el desafío sin saber que la nenita comenzaría a llorar desconsoladamente luego de 5 minutos desde que su padre saliera de la casa.

Corrí al el cuarto y la agarre
en mis brazos. Me sentí como KINDERGARDEN, LA PELÍCULA DE ARNOLD con todos los chicos de jardín de infantes.
Mi experiencia con bebes es nula, siempre fui el menor en la familia numerosa que tengo. Tengo sobrinos segundos pero por motivos de viajes, nunca tuve el tiempo para estar con ellos.

Esta era la situación. Una adorable bebe australiana de apenas 1 año de edad, empieza a llorar a gritos pidiendo por su leche y por su mama. Para su sorpresa, un hombre de pelo oscuro, barba desprolija y con olor a cemento, aparece por la puerta.
“Pensa Juan, pensa!!!”. Intente recordar mi época de infante sin mucho resultado. La idea más brillante que tuve fue la siguiente: darle un juguete
Agarre una caja de juguetes y me puse a hacer baldeses. Intente poner las caras más de estúpido que se me ocurrieron, pero esto hacia que la bebe se enoje más y más, como si entendiera que “era una bebe, no una estúpida”.

UN AZ DE LUZ ENTRO POR LA VENTANA, UN LLAMADO CELESTIAL, LA PENUMBRA SE ESPARCIO Y LO UNICO QUE PENSE FUE “LLEVAME SENOR PORQUE AQUÍ YACE TU HIJO”. COMO SI EL ARCÁNGEL GABRIEL BAJARA DEL CIELO DICIENDO “ESTE ES TU MOMENTO, TE ENTREGO AQUÍ EL FRUTO DE LA VID, LA SABIDURIA TE LLEVARA A LA SALVACION”, y me entrego una CAJITA DE MUSICA”. AH Y LA REMATO CON UN “QUE LA FUERZA TE ACOMPANE”

Ahí, muy tímida sobre la ropa, estaba la cajita de música que iba a acabar con todos mis problemas. La decoración era óptima: colores, firuletes, princesas, hadas, todo un show. Ni bien agarre la cajita la bebe dejo de llorar por unos segundos. La paz reino en la casa. La cara de la bebe empezó a cambiar. A medida que giraba la manija, la música embellecía los oídos de la joven. Estaba contenta, feliz, la música y ella eran una. Yo, más que contento, había callado a la bebe. Cuando pensé que reinaba la paz y la armonía, el MONSTRUO más horrible, jamás imaginado, salió de la caja de música!!!! De golpe la cara de la bebe se empezó a deformar, les juro que me morí de la risa con la situación, la bebe pego un salto y se asustó terriblemente.

Era la primera vez que había caído en una de esas trampas. La bebe lanzo el peor llanto de la historia. De esos llantos de solo son un 10 por ciento llanto y un 90 bronca. Ante la desesperación, no quedo otra que lanzar una batería de entretenimiento: lo probé todo, el baile de Robocop, la casita azul, todas las técnicas por haber. Después de un rato vino Richard y por suerte su hija ya se había calmado.
EL REY MAGO HA LLEGADO AL HOSTEL

“Vamos pastorcillos, vamos a Belén, que en Belén acaba Jesús de nacer” .Bueno nada de esto paso obviamente. No vino Jesús ni mucho menos, todo lo contrario. Cayo al hostel una buena tarde de invierno de agosto, la persona más afeminada que vi en mi vida. Particularmente no tengo ningún problema con los homosexuales. Esta nota solo quiere contar la visita al hostel de un personaje muy particular, que más que ir en busca de historias, fue en busca de mochileros.

Aterrizo en mi cuarto el viernes a la noche. No recuerdo su nombre, pero si su aspecto. Era alto, delgado y australiano. Lo que mas recuerdo era la forma afeminada de expresarse. Utilizaba palabras justas y directas Sus primeras palabras fueron “¿De dónde sos? “ Soy de Buenos Aires”, le comente. “ Que buen lugar!, increíble, los hombres más lindos del mundo”. Yo le respondí “las mujeres son muy atractivas” El me respondió “ Que carajo me importan las minas??”. Así arrancamos.

Tal vez, esta no había sido su mejor presentación, así que haciendo uso de mi gran paciencia, me dispuse a escuchar el segundo intento de acercamiento: “mi mejor amigo es Argentino, es uno de los travestis más famosos”. Finalmente me remato con un: “estamos solos hoy no?, Que bueno! vine a relajarme”. Su actitud me cayó mal de entrada ya que fue muy “invasiva”. Buscaba ser amable con el peor simplemente quería incomodar a la gente del hostel. Al no confiar mucho en sus intenciones, no hice más que cambiarme de cuarto, decisión sensata ya verán por que.

Podríamos a ver pensado que si una persona local se instala en un hostel es debido a que quiere compartir historias con viajeros o conocer gente de otros rubros. En un mundo racional, donde 2 + 2 son 4, esto hubiera ocurrido.

Primero, fue al baño de hombres mientras se duchaba un alemán. Entro y le tocó el culo. Después se metió en el cuarto de unos sudafricanos y les dijo: “me encantaría pasar la noche juntos”. Los chicos tenían 17 años, se asustaron y se fueron. No habiendo sido suficiente esto, empezó a hablar con un inglés cuando, de un momento a otro y como gran estratega que era, le acaricio el pelo. Por último, remato la noche con un par de líneas de coca, se encerró en el cuarto y empezó a patear la puerta desde adentro. La imagen fue muy graciosa. Unas 20 personas estaban afuera de sus cuartos y miraban con asombro lo que pasaba. Nadie entendía nada y tampoco se querían meter a investigar.

Como era de esperarse, al día siguiente vino el gerente y lo echo. Igualmente se fue por la puerta grande, encima cuando se fue no tuve mejor idea que tocarle el culo a un francés. Más allá de eso, vino al hostal una noche e hizo todas. Y como gran final de película, cuando se fue le grito al dueño “ me discriminan por gay!!! Viajar es increíble, no solo conoces gente de todo el mundo, sino también de otra galaxia.

Mas micro historias!

HOLA ORFELIA!! TE ESTAMOS LLAMANDO

Su nombre era Orfelia, una argentina de 50 años que vivía en Sydney hace más de 30. Me contrato para que le arregle un deck. Quedamos a un horario y así empieza la historia.

Orfelia me dijo “A las 12 estoy ahí”. Como buena argentina me llamo a la una y me dijo “al final no trabajamos”. Me llamo a los 5 minutos y me comento: “dale, ya estoy a media cuadra”. Me llamo a los 15 minutos: “recién salgo para allá”. Conclusión: no sé si vivía hace 25 años o no, pero era argentina al 100%, un delirio.

En realidad me costaba creer que iba a pasar un día entero con argentinos. Cuando llegamos a su casa, nos llevaron a ver su al altillo. El lugar era un desbole, todo tirado, una cantidad de cosas ridículas acumuladas. Ahí fue cuando lo conocí a Roberto.
Roberto, el marido, se encargó de limpiar el altillo ya que venía la municipalidad a llevarse toda la basura. Había que tirar los artículos viejos y de poco uso. Roberto: “ a ver, a ver, esta sierra esta oxidada y el del año 20, como la vamos a tirar?? “Esto en Buenos Aires sale 30 mangos, todo sirve” Me hizo acordar al capítulo de los Simpson donde Homero ve al chancho salir volando y grita “todavía sirve, todavía sirve”.

Roberto me tele transportó a Sudamérica en menos de 2 minutos. Un maestro, no quería tirar nada a la mierda porque en algún momento lo “iba a usar”. En el altillo encontré de todo, me faltó encontrar un hincha de aldosivi.
Otra de sus grandes frases fue “ mira, tengo estas pulseras, llevalas al pueblo y véndeselas a las chicas por 5 dólares, te haces unos dólares extra, dale, avivate nene”. Es increíble, el tiempo es relativo y hay cosas que uno nunca cambia más allá de los viajes o las experiencias que uno tenga. Se puede vivir donde quieras pero siempre vas a ser siendo un argentino.

Hubo otra situación que me cautivo y me llamo poderosamente la atención.
Roberto estaba limpiando el altillo cuando de golpe la llama a Orfelia: “ Orfeliaaaaaaa, ven un segundo a mirar algo” Orfelia viene al segundo. Roberto: “dale ya está, anda nomas” Orfelia dice un comentario. Roberto: “ Orfelia NO ME ROMPAS LAS PELOTAS DALE ANDA PARA ALLA”.

Acá les presento la tercera de las situaciones típicas que caracterizan a un argentino, en el buen sentido de la palabra.
Roberto antiguamente hacia artesanías, restauraba antigüedades. Hasta ahí vamos bien. Sin darse cuenta, de lo más profundo de su ser le salió un comentario que lo definió por naturaleza: “hago metales, viste la llama olímpica de Sydney, bueno Roberto la hizo” Me hizo acordar a la propaganda política de Menem en el 95 “el no podrá haber hecho todo pero que hizo mucho nadie puede negarlo....el puente de Sydney....”Roberto lo hizo, el Opera House, Roberlo lo creo. Y seguimos cantando”. Resulta que Roberto hizo todo., estudio medicina, química, comunicación social en Australia y cine. Ahora trabaja en minería. Más allá de las bromas que pueda hacer, lo recuerdo como una gran persona, a él y a su mujer, quienes son invitaron a cenar y nos alagaron con un típico asado “argentino”.

Fue una experiencia muy enriquecedora para mí. Me proyecte por primera vez a unos 30 años y me di cuenta de cómo iba a ser mi vida si optara por vivir en un mundo anglosajón. Me di cuenta que la única manera de viajar es viviendo el presente, no me gusto imaginar mi vida en el futuro, lejos de mi casa y de mis seres queridos. Por eso opte sanamente por vivir al máximo el presente y no detenerme en nada más que ello.

ALICIA NO ESTA SOLA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS



Octubre 2009
Estimados lectores,

En este capítulo del blog, quiero pasar un tiempo describiendo situaciones cotidianas, situaciones que ocurren día a día en la vida de un mochilero que tal vez, son más interesantes para el lector que una mera descripción de un paisaje o una actividad. Es muy importante saber lo que ve un viajero, pero también lo es saber lo que vive y experimenta. Voy a contarles una seguidilla de historias que en lo que me vi involucrado las ultimas semanas. Es un buen momento para buscar un cafe, cortar el trabajo, prender el aire si hace calor y disfrutar de este pequeno viaje. Espero que se diviertan, un saludo grande y espero sus comentarios!!

SI LA MUERTE NO VIENE A UNO, UNO VA A LA MUERTE

Hoy estaba trabajando en una isla como de costumbre. Me pasa a buscar mi jefa y me lleva a su casa del otro lado de la bahía. Las características del bote son las siguientes: el material es de plástico y el motor es de 5 caballos. La cuestión fue que me subí al bote y luego se subió el marido de mi jefa.

El tema fue que como nos sentamos de manera opuesta, o sea, supuestamente él siempre se sienta en el lugar donde yo estaba sentado y no estaba acostumbrado a prender el motor de la forma que lo hizo. Resultado de todo esto. El hombre prendió el motor y el mismo apuntaba hacia el barco del vecino en lugar de apuntar hacia mar abierto, de un momento al otro, no me pregunten porque, el tipo perdió el control del motor y el bote se dirigía directamente al barco del vecino. El hombre se desesperó y se tiró al agua mientras yo me quede a bordo intentando controlar el bote pero no lo logre y me tuve que tirar al agua también. Hubiera estado muy bueno si me hubiese tirado en el medio, pero desafortunadamente tuve que hacerlo desde la popa del bote, o sea, del lado de la hélice. Estuve muy cerca de ser rebanado por la hélice.

El bote dio contra el barco del vecino sin causar mucho daño y de rebote fue a parar debajo de la casa del vecino donde quedó atascado. Ahí nomás, después de salir a la superficie, empecé a nadar hacia el bote, me subí y apague el motor. Al segundo salió la mujer del tipo a los gritos porque no entendía nada de lo que había pasado. Imaginen, sale y ve a dos boludos en el agua y al bote en la casa del vecino. Debe haber pensado SE PUEDE SER TAN PELOTUDO? SE PUEDE??? Mi jefa no paro de joder al marido el resto de la tarde: NECESITAS COMPRARTE UN CELULAR PARA EL AGUA???

El resultado de esto fueron algunos cortes en mi pierna y uno en mi espalda. El marido de mi jefa tuvo un par de cortes también en la mano. La conclusión es la siguiente:
A: no confíen en “boludos”
B: si van a una isla en invierno, lleven ropa extra por si se cruzan con un “boludo”
THE END

La llegada, el pueblo, las historias...



Finalmente llegue a Sydney luego de 19 horas. Si hubiera un lugar en el mundo al que no queres llegar después de casi 20 horas de vuelo, es al aeropuerto de Sydney. Pónganlo de esta manera, si el aeropuerto fuera un país, seria por estadística el más triste del mundo, donde reinaría la penumbra y la oscuridad. Me imagino la campana de turismo de ese país: “visítenos, les regalamos el pasaje, el hospedaje, un auto, una danesa, y su prima sueca. Bienvenidos”. Por más que seas un turista, viajante, padre, hijo, abuelo, político, narcotraficante, no importa lo que seas o de donde vengas, siempre tendrás que pasar por el duro ojo de la ley.

Llegue y lo primero que me recibió fue un personal de migraciones con una gran sonrisa. Él se sentía feliz de estar ahí, podría estar surfeando o jugando al tennis, pero no. Estaba feliz de estar ahí. Cualquiera de nosotros trataría de meter sellos para que pase más rápido el tiempo. Podría venir Osama y decir “ hola, vengo a volar el puente” “ PASE”. Pero ese agente en particular, disfrutaba de su trabajo. Tuve una charla muy amena y pase sin mayores complicaciones.

Pasando migraciones llegué a la puerta del aeropuerto donde tomé el bus al pueblo.
El trayecto es el más bizarro, golpea tu realidad muy fuertemente. A los 30 minutos de llegar a Sydney uno puede toparse con el puente y la opera. Se experimenta la sensación de estar en el lugar que uno elige estar, extraña sensación que ya había sentido anteriormente la segunda vez que había estado en Sydney.

La llegada al pueblo fue lo más parecido a mi llegada a casa. Saludé a un par de legendarios del hostel que habitan allí desde que el mundo es lo que es.
El ambiente que hay entre los compañeros es muy bueno. La cantidad de argentinos que viven en el hostel fue la sorpresa de mi tercer desembarco. Somos 5, algo impensado teniendo en cuenta que la última vez que había visitado Australia había sido el único.

El pueblo sigue igual que siempre, las rubias abundan, los culos se pasean, las olas aparecen. Imaginen este pueblo como si fuera una gran capsula donde problemas como “el riesgo pais, el dengue, la fiebre, guerra atómica”, bueno, nada de eso roza esta realidad. El lema de la ciudad es “no hay problema”. “ disculpame pero no me quedo otra que tener algo con tu mujer, ah y sin querer mate a tu perro” “ no worries mate”.

La vuelta a Sydney!!!

Queridos y estimadísimos viajeros

Increíble como algunas acciones cambian radicalmente la historia de una persona. Un día intentas llevar una vida normal y corriente y al otro día, apretando un botón (el de la tarjeta) entras directamente en la matriz que te hace pensar si la vida que llevabas es realmente la que elegiste o no. En mi caso me llevó 7 meses darme cuenta de que mi viaje había empezado como un mero viaje y termino siendo de una forma inesperada, una forma de vivir.

Sé que muchos están allá empezando el día y que mejor manera de hacerlo que realizar un viaje al mundo de las historias, donde un día te levantas y una cotorra te saluda por la ventana, un empleado se preocupa más por la situación del viento que por la económica y el bus que te tomas a las 10.08 am todas las mañana sigue pasando a la misma hora todos los días.
Los dejo con los relatos de mis primeros días en Sydney en julio del 2009. Me retiro y los dejo en buenas manos.

Julio 2009
Aeropuerto. Lo primero que hice al llegar, fue ir directamente al check in. Luego del correspondiente chequeo del pasaporte no tuve más que oír la siguiente frase” esto es muy fácil, esto es un boarding pass, acá está la puerta de embarque”. En ese momento sentí lo mismo que hubiera sentido un barrabrava al decirle: “acá se ata la bandera, esto es un para avalanchas”. En fin, abordamos y paso siguiente: 14 horas de avión a Auckland con una escala de una hora y luego 3 horas a Sydney.

El vuelo a Sydney fue bastante tranquilo. Viajar en Aerolineas Argentinas puede ser terapéutico. Son 18 horas de vuelo sin ningún tipo de entretenimiento, hay 3 tvs para todo el avión, me cuesta mucho darme cuenta si viajo en avión o en la empresa de bus “ El Condor”. Digo, por el precio que uno paga los pasajes es entendible que alguien exiga al menos de un servicio de entrenamiento de mejor calidad. Estas es una de las razones por las cuales me resulta terapéutico: sin tv + pollo crudo = dormir 100 dias.

Me tocó como compañera una senora de unos 70 años que no paró de hablarme de sus nietas, con razón al terminar el viaje me dijo “joven, no dejo de dormir usted”.
El aeropuerto de Auckland me pareció sofisticado y altamente organizado. Un gran despliegue tecnológico facilitaba el traslado de los pasajeros. Como en todo aeropuerto del mundo, uno puede encontrarse con las miradas de los agentes de inmigración. Esa mirada que lo desnudan a uno, es como si tuvieran un sensor que les permite ver el alma de las personas mientras caminan por el aeropuerto: “ mal tipo” “ garca” “ inocente” “ rata”.