Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 19 de enero de 2011

EL REY MAGO HA LLEGADO AL HOSTEL

“Vamos pastorcillos, vamos a Belén, que en Belén acaba Jesús de nacer” .Bueno nada de esto paso obviamente. No vino Jesús ni mucho menos, todo lo contrario. Cayo al hostel una buena tarde de invierno de agosto, la persona más afeminada que vi en mi vida. Particularmente no tengo ningún problema con los homosexuales. Esta nota solo quiere contar la visita al hostel de un personaje muy particular, que más que ir en busca de historias, fue en busca de mochileros.

Aterrizo en mi cuarto el viernes a la noche. No recuerdo su nombre, pero si su aspecto. Era alto, delgado y australiano. Lo que mas recuerdo era la forma afeminada de expresarse. Utilizaba palabras justas y directas Sus primeras palabras fueron “¿De dónde sos? “ Soy de Buenos Aires”, le comente. “ Que buen lugar!, increíble, los hombres más lindos del mundo”. Yo le respondí “las mujeres son muy atractivas” El me respondió “ Que carajo me importan las minas??”. Así arrancamos.

Tal vez, esta no había sido su mejor presentación, así que haciendo uso de mi gran paciencia, me dispuse a escuchar el segundo intento de acercamiento: “mi mejor amigo es Argentino, es uno de los travestis más famosos”. Finalmente me remato con un: “estamos solos hoy no?, Que bueno! vine a relajarme”. Su actitud me cayó mal de entrada ya que fue muy “invasiva”. Buscaba ser amable con el peor simplemente quería incomodar a la gente del hostel. Al no confiar mucho en sus intenciones, no hice más que cambiarme de cuarto, decisión sensata ya verán por que.

Podríamos a ver pensado que si una persona local se instala en un hostel es debido a que quiere compartir historias con viajeros o conocer gente de otros rubros. En un mundo racional, donde 2 + 2 son 4, esto hubiera ocurrido.

Primero, fue al baño de hombres mientras se duchaba un alemán. Entro y le tocó el culo. Después se metió en el cuarto de unos sudafricanos y les dijo: “me encantaría pasar la noche juntos”. Los chicos tenían 17 años, se asustaron y se fueron. No habiendo sido suficiente esto, empezó a hablar con un inglés cuando, de un momento a otro y como gran estratega que era, le acaricio el pelo. Por último, remato la noche con un par de líneas de coca, se encerró en el cuarto y empezó a patear la puerta desde adentro. La imagen fue muy graciosa. Unas 20 personas estaban afuera de sus cuartos y miraban con asombro lo que pasaba. Nadie entendía nada y tampoco se querían meter a investigar.

Como era de esperarse, al día siguiente vino el gerente y lo echo. Igualmente se fue por la puerta grande, encima cuando se fue no tuve mejor idea que tocarle el culo a un francés. Más allá de eso, vino al hostal una noche e hizo todas. Y como gran final de película, cuando se fue le grito al dueño “ me discriminan por gay!!! Viajar es increíble, no solo conoces gente de todo el mundo, sino también de otra galaxia.

2 comentarios:

Andrew dijo...

lol...jajaja es verdad Juan. Se encuentra todo tipo de gente durante los viajes. Encontre tu pagina a traves de couchsurfing.com. Me da mucho gusto saber que otra persona joven este viajando y disfrutano gente y historias y lugares distintos.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, pero me poneis los dientes largos jajaj un saludo para todos