Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de enero de 2011

NUEVAS MICRO HISTORIAS!

7 de julio 2010

Queridos lectores, seguidores, amigos o simplemente gente que anda navegando por el ciberespacio y me encuentra por casualidad

Pasaron casi 4 meses exactos desde que volví a Sydney. Me llevo 4 meses recopilar este mail con todas las anécdotas, detalles y cosas que pasaron desde que llegue. Si bien no pasaron “grandes acontecimientos”, 4 meses en otro país equivalen a más de un ano en el lugar donde uno vive. Si hiciera una película seria corta, pero con cien millones de imágenes. Hay demasiadas imágenes que para mí se hicieron cotidianas y no quiero dejar de compartirlas con ustedes ya que de eso se trata el blog. Más allá de describir lugares, ciudades y culturas, la idea es compartir experiencias del día a día. Situaciones de un “infiltrado” en el mundo de las aventuras que no quiere dejar de compartirlas con todos sus fieles seguidores.

Los dejo con mis MICRO HISTORIAS. Les pido que se olviden del mundo en que viven y se sumerjan en el reino del ocio, la contemplación, las aventuras y los grandes personajes. Mi condición no será esta de por vida, pero mientras estoy acá, déjenme disfrutar como si fueran ustedes. Abrazo grande, agarren un café y bienvenido a las MICRO HISTORIAS en Sydney!!


ARRIESGAR LA VIDA POR UN HUESO
Llegamos a Sydney. Volví de 3 semanas de vacaciones en Buenos Aires. Esta vez, compartí el vuelo con dos buenos amigos de casa. Los tres veníamos súper cargados. Una vez entrados nos toca esperar el equipaje. Cuando estaba por agarrar mi valija, se me acerca el bendito perro policía y sabe Dios porque, se quedó oliéndome 15 segundos por reloj. Se sentó y se quedó mirándome pensando: “me tiran un hueso diario para romperle las pelotas a boludos como vos.” Perro de mierda.

El perro llamo la atención de los agentes de inmigración que no tardaron en caer sobre mí. Tres agentes de migraciones me tocaron la espalda. Uno me pregunto: ¿de dónde venís? “Argentina”, le respondo. “ Ahh mira vos...te DROGAS? Me podría haber dicho: " Que gran país, mire yo lo visite el año pasado y quede sorprendido por la cultura y su gente. Es uno de los mayores centros urbanos del planeta y es un importante núcleo de actividad artística e intelectual”. Una vez que le respondí que NO,me lanzo la frase más brillante de la última década: “ NUNCA???????

Gracias a ese bendito perro, nos desvalijaron completamente. Me revisaron absolutamente todo. No solo me colmaron la paciencia sino que me confiscaron los alfajores havanas!! Le había prometido a mis amigos alfajores y chocolates argentinos. Aparentemente el gobierno argentino no firmo un convenio con Australia y por ende, no se pueden ingresar chocolates y dulces. Me enoje tanto que no me quedo mas que decirle al agente de migraciones mientras revisaba mi ropa interior: “No me gustaría ser vos en este momento”.
En fin, sin chocolates pero lleno de alegria de haber visitado a mi familia, entre nuevamente a mi querida Sydney.

No hay comentarios: