Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 20 de enero de 2011

BUSCANDO A FRODO. MIS 3 SEMANAS EN NUEVA ZELANDA





Noviembre 2009
COMIENDO KIWIS

Uno de mis grandes suenos era recorrer NZ. Habia algo de ese pequeno territorio que me llamaba poderosamente la atencion. Territorio que alberga miles de jovenes argentinos en busca de aventuras y tambien de una "nueva vida" Si de empezar una nueva vida se trataba, que mejor que echarle un vistazo.

Pasaron 2 meses desde mi llegada a Sydney y no me aguante las ganas de " saltar" nuevamente. Decidí visitar a Nueva Zelanda por 3 semanas antes de comenzar mis estudios en turismo.

No, no tuve la suerte de cruzarme con Frodo, no obstante mi viaje por NZ cumplió todas mis expectativas: un suelo dotado de naturaleza y recursos naturales, acompañado de gente agradable y hospitalaria. Se puede decir que tiene de todo un poco: montanas, valles, lagunas, mares, arena, ciudades, pueblos. El paraíso perfecto para aquellos habitantes que residen en el reino del cubículo, territorio que pertenece a cualquier empresa de este bendito planeta.

Siente tuve 2 conceptos fuertes en la cabeza: país chico + naturaleza extrema. Si hubiera un lugar donde me gustaría vivir, tendría que cumplir con esta fórmula.
Ni bien llegue, encontré 2 jóvenes vendiendo artesanías en la calle. Esta es una imagen poco común en países desarrollados. Obviamente que me acerque a comprobar que se trataba de compatriotas. Vendían para ganarse la vida.

Mi recorrido fue la isla Norte y Sur. Arranque 5 días en Auckland, luego tome el bus a Rotorua para finalizar en Wellington. Auckland me pareció una cuidad súper ordenada, pulcra, rodeada de parques y mucha naturaleza. Por lo general, no es el destino preferido de los viajeros y honestamente me pregunto por qué no? Es pequeña, fácil de recorrer y poblada por gente amable dispuesta a ayudar al viajero. Me hospede con una amiga de la facultad que no veía hace anos. Esta visita me permitió ver cómo viven otros argentos en otros países y la verdad que, por más que viven bien, también se vive muy ajustado. Se mejora en calidad de vida, mejor casa, auto y se puede ahorrar unos dólares. Pero tampoco para tirar manteca al techo. El costo a veces es muy caro ya que se trabajan muchas horas en trabajos que poco importan. Vale el esfuerzo? Esa es una respuesta que solo el viajero puede responder.

La ciudad que más me cautivo fue Wellington, la capital.Tiene el concepto de ciudad que busco a la hora de buscar un lugar donde vivir. Una ciudad – pueblo, por decirlo así. Se recorre fácilmente en tram o bus o mejor, caminando. Si bien cuenta con suburbios, el centro económico se encuentra en una sola calle. No tiene contaminación y está rodeada de mar y montaña. Sería el polo artístico de NZ. A la ciudad la rodean bares cafés, exhibiciones, mercados, exposiciones, universidades, bibliotecas, en fin. Auckland podrías decir que es el corazón financiero del país y Wellington, el alternativo. Si esta fuera una relación, Auckland saldría a trabajar y Wellington la esperaría en la casa pintando o simplemente durmiendo. Las playas están muy cerca de la ciudad y los vuelos a los centros de esquí son muy accesibles.

La noche también lo vale, hay una zona “latina” donde se puede encontrar bares cubanos, etc. La contra que tiene la ciudad es el viento. Si salís a la calle en invierno con una sola remera es probable que el viento te lleve directamente a Auckland, claro nos ahorraríamos mucho dinero pero la pregunta seria, estaríamos vivos para disfrutarlo?

Con sus destellos de brillantes, luz, arte, naturaleza y buena energía, esta ciudad se metió en unos de mis top 5. Altamente la recomiendo.
El tercero de los puntos que recomiendo es la ciudad de Queenstown. Yo la llamo la capital mundial del ING. Tiene todo lo que un aventurero espera, desde uno de los más altos y peligrosos bungee jumpings del mundo (si tenes problemas económicos, queres impresionar a tu novia/suegro, o simplemente estás loco, te podes tirar desde 43 metros de altura) hasta el mágico escenario de la película “el señor de los anillos”. Definitivamente esta es la ciudad para gastarse hasta el último de los centavos, y cuando ya no tienen más dinero, venden las medias y calzoncillos para dar el último salto. Si no me creen, aquí adjunto una lista de actividades recreativas que la ciudad ofrece:
http://www.queenstown-nz.co.nz/information/thingstodo/

Los personajes en este sitio son bastantes curiosos. Llegan con sus mochilas y cara de inocentes y se van como demonios. Me hacía acordar a la película de Batman. Viene Bruce Wayne, Batman se va. Primero se hospedan en hosteles de la cadena “X Base”, sitios donde lo único que se hace es tomar, tomar, vomitar…y tomar un poco más. Se arman grupos de 30 jóvenes y salen todos juntos a la disco. Luego se aventuran en lo que pueden: bungee, rafting, skating y todo lo que termina con ING
Me di el lujo de hacer 1 día de snowboard en un centro de esquí llamado “ remarkables”. El precio ronda los 100 dólares el día.

Se fueron mis 3 semanas en NZ. Me llevo miles de imágenes de un país que lo tiene todo, mas alla de la naturaleza que invita al viejero a perderse en lo bosques del ocio y la reflexion, NZ me permitio compartir semanas con amigos argentinos que no veía hace mucho tiempo, amigos que me bancaron y me ayudaron a entender mas de mi vida en Australia y también en Argentina. Amigos que me hicieron sentir como en casa. Es paradójico como alguien puede hacer desaparecer a esos 20 000 km que te separan de tu país.

No hay comentarios: