Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 30 de enero de 2011



EXPECTATIVAS VS REALIDAD

EXPECTATIVAS

Me llamaron para una entrevista en una empresa que vende productos educativos. Llegue y me encontré con una rubia increíble, y también con una oficina. La mujer que me entrevisto debo decir que era sumamente atractiva, lo cual está comprobado que es lo peor que te puede pasar a la hora de concurrir a una entrevista. Cualquier cosa que te ofrezcan, la respuesta será siempre: SI.

La entrevista duro media hora aproximadamente. Mi trabajo seria como vendedor de productos educativos, software de matemática para ser más precisos. Era un kit de 7 cds con programas de matemáticas e inglés que ayudaban a los chicos a resolver las dudas del colegio. El precio? 5 mil dólares. Debido a mi alta necesidad por encontrar un trabajo más acorde a mis intereses, no tuve más que decir que sí. Soy culpable, 90 por ciento de ese si fue por la mujer que me lo vendió.

Me vestí de traje y me entrenaron por dos semanas. La clave no era el producto sino que la batalla estaba en la venta. Había cien millones de técnicas para venderlos y tuve que aprender de todas ellas. Mi jefa sabía cómo mirarte, que decir, como pararse. Parecía muy fría y conservadora, si tenía que vender un arma que destruya chicos en África lo hubiera hecho sin dudar. Era muy buena en lo que hacía.

La clave de la venta era hacer una presentación de una hora donde se comunica a los padres que la educación Australiana corre peligro y que su hijo necesita de estos productos para que tenga un mejor futuro. El plan? Fácil. Los telemarketers llaman a familias y les cuentan que se realizara una encuesta por sus barrios, si les molestaría ser visitados por un “entrevistador”. La familia acepta y acuerdan una entrevista. Ahí es cuando aparezco, con mi súper computadora, el peor traje y un speech barato. Claro, por la necesidad urgente de un cambio, decidí darle una chance y probar. El plan parecía sencillo, o así me lo habían vendido. Uno en la casa puede pensar: " que pelotudo, porque no se dio cuenta", pero cuando uno actúa por necesidad a veces no puede ver el lado racional a muchas cosas. Luego de charlarlo con amigos y conocidos, me recomendacion fue que pruebe.

Terminado el entrenamiento, llego el día de la verdad. No me sentía preparado en absoluto. Mis intentos por prepararme más y extender los días no dieron muchos resultados. Ellos me pedían que salga al combate cuanto antes, y eso fue exactamente lo que paso.

EL tema se encaro muy profesionalmente, incluso falte a clase y al trabajo. Me estudie todo de memoria lo cual me ayudo bastante con el inglés ya que aprendí otros términos y me permitió ver, de alguna manera, como era trabajar en una oficina en el exterior. El speech tenía chistes guionados que los repetía una y otra vez. La guita era bastante buena, obvio que te prometían hacerte rico. Ya estaba al tanto de este tipo de ventas y la razón por la que acepte fue que me pareció interesante el hecho de que las familias a las que voy a vender ya están enterados del proceso, hay un pre- interés.

No hay comentarios: