Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 19 de diciembre de 2008

¿SHANGHAI O FUTURAMA?



SHANGHAI
Encontré el tren, mostré el pasaje y me subí. Me tocó un cuartito con otros 6 chinos. Mi cama era la de más arriba, cuando digo la de más arriba, créanme casi toco el techo con la boca. La verdad que ese tren fue de los mejores que vi. Tenía electricidad y el mejor baño hasta el momento. Me daban ganas de dormir ahí.

Lo primero que tengo que decir de esta ciudad es: ¿Dónde está el comunismo??? Shanghai, junto con Hong Kong, es lo más parecido a FUTURAMA que vi. Es increíble lo que creció la ciudad es los últimos 15 años. Siempre fue una ciudad rural, pero desde que se abrieron los chinos, el puerto empezó a ser más que importante y así, la platita empezó a entrar. Los de Beijing la consideran poca histórica y no la quieren ni comprar con Xian o la misma Beijing. Pero lo cierto es que hoy en día es el corazón de china. Prácticamente no encontramos lugares típicos chinos. Hay una ciudad antigua que es algo bien clásico, pero no mucho más.
A la ciudad la corta un río y del otro del mismo se puede ver la zona financiera. El emblema de Shanghai es la famosa torre de televisión la perla. Lo más parecido a un cohete de la NASA.
En fin, al bajarme del tren me topé con 3 chinitos. Dos mujeres y un chico. Ellas estudiantes, él... ni idea. “¿Hola, de donde sos?”, me preguntaron las chinitas. “Ehhhh, argentino”. “ ¿Enserio? ¡Qué bueno!!, Nosotras somos estudiantes, ¿te gustaría venir con nosotros? Estamos yendo a una casa de té, es algo muy típico de china, creo que deberías conocerlo.”.

Mi hermano llegaba a la noche, yo acababa de llegar y estaba totalmente aburrido. Acostumbrado a India que la gente se te pone a hablar, me pareció una buena idea decirles que sí.
Empezamos a caminar y me iban contando la historia de China, de ellas, sus estudios, me preguntaron de Argentina, una buena velada. De pronto, llegamos a la famosa casa de té. Al entrar nos recibieron muy cordialmente. Yo cargaba con mi mochila. Nos sentamos y apareció una china vestida muy tradicionalmente. Me explicó en chino que lo que iba a presenciar era una ceremonia milenaria. Se llama la ceremonia del té. Básicamente es una china que prepara 6 variedades de té diferentes. Obvio que están muy buenos y todos hechos a base de frutas secas, hierbas, etc. Cada preparación tiene un fin distinto e implica una preparación compleja. Todo esto viene acompañado de una explicación que obviamente no entendí absolutamente nada más allá de la peor traducción de que las chinas me querían dar.

Muy lindo todo pero yo quería ver los precios antes de empezar. La verdad que cuando me dio la carta no entendí nada porque obviamente estaba en chino,pero escuche algo de 30 yuanes cada té.“No debe ser mucho”, pensé.
Me saco el sombrero por la china porque hizo un gran show. Tiro toda la variedad de té posibles, mezcló, explicó, nos convidó galletitas. En un momento me puse a filmarla y la china grito:NOOO!!!

Todo venía bien hasta que en un momento empecé a sentirme medio dormido y ahí comencé a pensar: ¿Qué estoy haciendo? “Mirá si me trajeron acá, me duermen y me roban el riñón!!. Mientras, las chinas me hablaban y me tiraban chistes pero mi sonrisa no era la misma.
Al terminar, la china pide la cuenta y ahí me la dan.

Resulta que me querían cobrar todos los tes + el show + un extra si te gustó el show, cosa que ella se lo auto adjudicó, + todas las galletitas que me comí que supuestamente eran de cortesía. Mi cara se volvió violeta. A todo esto la sin vergüenza me dice “lo tenemos que dividir por 3 porque mi hermano no puede pagarlo”. En ese momento entendí todo. Me habían hecho la peor cama.
Había entrado en Shanghai, tenía la cabeza en cualquier lugar y lo que menos venía pensando en que unas estudiantes me iban a hacer una cama en China. Sinceramente fue la única y gran cama que me metieron en el viaje. Fue como un hechizo, no pude ni discutir ni nada. Simplemente les pagué los 80 dólares ( en china vale oro) y me fui a la mierda. Días después me enteré que caen turistas de todo el mundo Yo por lo menos perdí eso, europeos pierden 500 euros.

Llegué al hostel y me quedé esperando a mi hermano. El encuentro con Matías fue más que emocionante, después de casi 15 meses sin vernos nos encontramos en el restaurante más barato de la cuadra.

Los primeros días con mi hermano fueron muy divertidos. De viajar por Sudamérica ( le encanta Brasil, Colombia) quiso lanzar su primera aventura como mochilero en el peor lugar para empezar: China. Te quieren enganchar por todos lados, no existe la comunicación, todo se regatea , etc.

Ni bien llegó empezamos a recorrer lo máximo que pudimos. Si hay algo que decir de China , desde una gran metrópolis como Shanghai hasta un pueblito perdido en la montaña, es que la COMUNICACIÓN ES IMPOSIBLE. Sin exagerar, pienso que es el lugar más difícil para viajar que he estado. Señas, gestos, palabras y hasta un libro de Chino básico. Esas son las armas para el día a día. Ahora la pregunta es: ¿cómo pedís un pasaje? ¿Cómo vas al hospital? ¿Cómo habás con una mina??

1 comentario:

technology dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes