Buscar Destinos...

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Rusia: Siberia y el Transiberiano







Bienvenidos al místico y famosísimo transiberiano. Debo decir que antes de comenzar el viaje no tenía ni la menor idea de lo que estaba haciendo o mejor dicho, dónde me estaba metiendo. Solos algunos datos por libros e internet. De todos los viajes que hice, este fue el menos organizado y el más jugado de todos. Iba a cruzar el continente solo, donde nadie habla inglés y con la menor información posible. Además tenía solo 16 días de visa, lo cual no sabía si me iban a alcanzar ya que los pasajes los iba a comprar día a día sin saber si hay o no asientos disponibles.

De Harbin a Siberia
Primer dato : como a lo largo de todo el viaje, era el único turista a la vista.
Tuve que compartir la habitación con tres chinos, lamentablemente el cuarto estaba al lado de los amigos de estos chinos y a la vez de los amigos de los amigos. Conclusión: mi camarote era el punto de reunión donde todos venían a comer noodles, pollo, cerveza y contar sus historias.

Con mis compañeros no tuve comunicación, simplemente señas y gestos. Uno de ellos tenía muy buena onda y se dio cuenta de que no entendía nada de lo que pasaba y me ayudó bastante. Puedo decir que por primera vez llegamos a tener humor, chistes, con señas obvio.
En fin, con mis camaradas del cuarto tuve la mejor onda. Tenían el peor olor pero al fin y al cabo eran mis camaradas del cuarto.

Los amigos cayeron con un arsenal de noodles, salchichas, te, ajo, queso, de todo un poco. En las habitaciones se arman picnics, así que por dos días comí pan, noodle, papas, noodles otra vez.

El paisaje era increíble, sobre todo la última parte. Digamos que hay una parte bastante árida y desértica anterior a la región de Siberia, donde luego florecen los campos, y la zona se cubre de bosques y más bosques de coníferas, alerces, pinos. Vemos ríos y lagos congelados. Atravecé una zona montañosa bastante desértica.

El tren estaba atendido por camareras rusas , lo cual tenían con seguridad el peor humor de la vida.

La mañana siguiente paramos en la aduana. Varios rusos nos pidieron pasaporte y nos revisaron bolsos. Tendrían que ver las caras de todos al verme a mi. Los encargados del control vieron: chino, ruso, chino, ruso...un hombre no identificado. Los policías son muy irritables y pareciera como que vas a recibir un balazo. Cuando llegó la policía a nuestro camarote y me vio, puso cara de no entender lo que pasaba. Había un clima muy tenso. La rusa me me dijo algo que obviamente ni entendí. La situación fue tan pero tan bizarra que yo, la policía, y los chinos nos morimos todos de risa. Momento mágico si los hay.

Ni bien nos hicieron salir al pasillo para revisar el cuarto, unos de los chinos se puso a hablar por teléfono. El policia comenzó a gritar desesperado. La camarera del tren vino corriendo, le gritó al chino y le pegó dio un golpe en la cara. El momento fue bastante tenso. Yo pensaba “donde mierda estoy?”

El clima en el tren es por lo general bastante inestable, como lo es el resto de Rusia. Para que se den una idea, tomé mi notebook y la llevé en la mochila al comedor. Cruzando uno de los pasillos vi como una de las que cuidaba el tren me corría desde atrás . Cruzó todo el corredor, me agarró la mochila y me dijo algo que ni entendí. Pensaba que iba a meter una bomba o algo así, la verdad que a juzgar por mi barba parecía un talibán.

Por lo general en la películas o series tienden al comedor del transiberiano como un lugar donde todos van a tomar vodka y terminan muy borrachos. Quiero aclarar que esto una burda mentira, ya que el vodka que se vende en el tren sale 5 veces más que el que compran ellos y la gente no tiene tanto dinero para comprarlo ahí.

En el tren se come noodle, sopas, pan, papas, salchichas y toma te todo el día. Está de más decir que se toma muchísimo, desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. Las personas que tienen mucho dinero no suelen viajar en este tren sino que lo hacen en avión. Yo tuve la grata experiencia de viajar en platkartz con gente muy humilde, digamos donde uno puede ver la verdadera Rusia.

2 comentarios:

superior dijo...

Good Blog, I think I want to find me, I will tell my other friends, on all!
aoc power leveling

Silvina dijo...

Es tan inspirador ver que un Argentino de mi mismo lugar de origen lo haya logrado, el sueño de tantos y el mío sin duda. Ojalá tenga la oportunidad de viajar aunque sea un poco, a donde sea en las condiciones que sean, aunque es más una cuestión de voluntad que de disponibilidad. Lo que viviste es único y una de las mejores cosas de tu vida. Mucha suerte! Silvina